Arriendo de departamentos: qué tener en cuenta en tiempos de pandemia

Los efectos de la pandemia del COVID-19 han impactado, sin duda, el mercado del arriendo de departamentos en Santiago. Lo anterior, se encuentra justificado en algunos cambios que es posible observar en las preferencias de las personas al momento de buscar un arriendo de un departamento y que guardan relación con la situación actual de cuarentena que existe en la capital y que se ha extendido por 3 meses. Ello, nos ha mantenido a tiempo completo en nuestros hogares, transformándose en el espacio de desarrollo de prácticamente todas nuestras actividades cotidianas. Para quienes estén planeando o se vean en la necesidad de buscar un arriendo, es importante considerar algunos “tips” a la hora de tomar esta decisión; ya que influirá tanto en nuestro bolsillo como en nuestra calidad de vida y bienestar emocional:

TRES ESCALAS A ANALIZAR: BARRIO, EDIFICIO Y DEPARTAMENTO Existen tres escalas que pueden definir los aspectos más relevantes a la hora de buscar un lugar para vivir en tiempos de pandemia.

Primero: el barrio donde se ubica el edificio. En este nivel, lo más decisivo lo constituye la distancia de desplazamiento hacia los diversos servicios, equipamientos e infraestructura de transporte público. Nos referimos específicamente del acceso al comercio, tales como: negocios de barrio, supermercados, panaderías, farmacias, ferias, bancos; transporte público, tales como, metro, Red, ciclovías, etc; equipamientos de salud; trabajos que son esenciales, entre otros. Es importante considerar la escala y el nivel de cobertura de equipamientos y servicios que posee el barrio para satisfacer nuestras necesidades, ya que al existir una menor cobertura, existirá una mayor demanda, lo que implicará una mayor concentración de personas, constituyendo potenciales focos de contagio. Por otro lado, la distancia y tiempo de desplazamiento hacia estos, es de gran relevancia ya que mientras mayor sea el trayecto, mayor será la dependencia de transporte público o privado, lo que constituye también un foco de contagio y, por otro lado, resultará más complejo compatibilizar con los tiempo de los permisos temporales en cuarentena.


Segundo: el edificio donde se ubica el departamento. Contar con información completa del condominio nos ayudará a comprender mejor su funcionamiento. Aquí los temas a considerar son: la seguridad, N° de ascensores, N° de unidades habitacionales, ventilación en pasillos, presencia de conserjería, valor de gastos comunes, entre otros. Por otro lado, es relevante el estado de las instalaciones en espacios comunes del edificio y observar cómo se llevan a cabo los protocolos de ingreso, nos da una idea respecto a cómo opera la administración del edificio y en consecuencia, la organización de dicha comunidad. Dependiendo del número y superficie de departamentos, varía la proporción de residentes. Generalmente, en edificios con un alto N° de unidades y con superficies menores (1 o 2 dormitorios) existe un mayor N° de residentes, lo que conlleva a un mayor flujo diario de personas en espacios comunes como pasillos, escaleras, ascensores, hall, lavandería, etc. En cambio, en tipologías mayores y con un menor N° de unidades, existe un menor flujo de residentes. Esta condición, es recomendable consultarlo en la conserjería del edificio.

Tercero: el departamento. Aquí posee relevancia la orientación, piso, valor de la renta y reajustes periódicos. Las orientaciones, norte y oriente son las más apetecidas debido a su nivel de soleamiento, que implica una mayor iluminación natural, ahorro de calefacción en invierno y beneficios higienizantes, ya que la presencia de luz solar aporta a la eliminación de ácaros intra domiciliarios, condiciones más favorables para enfrentar el confirmamiento en nuestros hogares. Mientras que las orientaciones sur y poniente, se encuentran en segunda preferencia, ambas poseen pros y contras, la primera es una vivienda más fría por lo tanto más fresca en verano, pero acumula mayor nivel de humedad y posee una iluminación menor. La orientación poniente, si bien tiene iluminación natural, posee la carga de tener todo el sol de la tarde, lo cual en verano puede transformarse en un gran problema en términos de confort térmico.

GASTOS COMUNES El valor de los gastos comunes dependerá de varios ítem, tales como: N° y superficie de unidades, amenities, espacios comunes (piscina, gimnasio, sala bar, centro de eventos, etc), antigüedad y estado de las instalaciones (ascensores, cableado eléctrico, red de agua potable, alcantarillado, ductos de basura, etc), mantención y administración (N° de conserje), tipología de servicios básicos, tales como: agua caliente (caldera, paneles fotovoltaicos, termo eléctrico, etc), electricidad, calefacción, entre otros. Según lo analizado, para el caso de Santiago Centro, existe una variación importante en el valor de los gastos comunes cuyos valores oscilan entre los $20.000 (usualmente los edificios más antiguos) hasta los $120.000 pesos. Por otro lado, según la información de empresas administradores de condominios, como Edipro, actualmente existe un 21% de morosidad en el pago de los gastos comunes.

PRECIO Otro elemento relevante a considerar es el actual precio en los valores de arriendo en Santiago. Al cierre del presente estudio, se observa que en la zona centro los valores han bajado en promedio alrededor de un 10%, tal es el caso de comunas como Santiago (0,26 UF/m2), Estación Central (0,25 UF/m2), Independencia (0,25 UF/m2), San Miguel (0,24 UF/m2), lo que para alguien que está buscando arriendo es una posición ventajosa, mientras que en la zona oriente los valores han bajado, en menor medida, alrededor de un 5%, tal es el caso de comunas como Ñuñoa (0,27 UF/m2), Providencia (0,29 UF/m2) y Las Condes (0,31 UF/m2), comuna que en algunos barrios ha aumentado los valores de arriendo. Por otro lado, el reajuste al valor del arriendo, generalmente se considera de manera anual por IPC; no obstante, existen casos donde se efectúan reajustes de manera trimestral o semestral.

UNA DECISIÓN INFORMADA A partir de los cambios originados, a consecuencia de la pandemia, se pueden observar entonces algunas tendencias en las preferencias de las personas por lo que las recomendaciones aquí entregadas responden a un contexto general, sabiendo que existen otros aspectos a revisar, al ser las necesidades de cada persona particulares. Probablemente no podamos encontrar un lugar que cumpla con todos nuestros requerimientos ya sea por los recursos con los que contamos como por la disponibilidad de ofertas. Lo importante es tomar una decisión informado. Publicada en Diario Estrategia 



Gestión de Propiedades

En Arriendo

CONTÁCTENOS

+56 2 2374 8690

18 años de experiencia en asesoría estratégica inmobiliaria, gestión de suelo y arquitectura