Créditos hipotecarios: El futuro de aquellos que no son sujetos de crédito

Con el alza de las tasas cambió el escenario para los que quieren adquirir una casa propia. ¿Qué se puede esperar?

En el escenario económico ac­tual, el alza en las tasas de interés aleja cada vez más la ilusión de comprarse una vivienda . Si la pandemia ya había alterado la dinámica de ventas de inmue­bles, este aumento porcentual frenó más aún la actividad de es­ te negocio.

Esta situación afecta de forma directa la inversión y desincenti­ va el consumo,según estima Es­teban González, director de

Ase­soría Estratégica de AGS Visión Inmobiliaria.


Precisa quedado el alza de casi tres veces de las tasas hipote­carias en los últimos dos años retrocediendo a la situación de hace 10 años-se hace más difícil adquirir tma propiedad. No obstante, añade, dicho im­pacto puede compensarse con la búsqueda de otras oportunida­des inmobiliarias, debido a que estaríamos en la base del ciclo in­mobiliario. Esto es, que la actual crisis ha mermado la capacidad de compra de activos, entregan­do más fuerza inmobiliaria a los compradores que a los vendedo­res, indica.

"Es un ajuste doloroso, pero necesario por las políticas impulsadas en el país:, lo cual aca­rrea riesgos pero también opor­tunidades",afirma.


Tasa variable


Observa que son pocos los que tienen pactados sus créditos hipotecarios con tasa variable, dado que muchos la refinancia­ron a la modalidad fija en los úl­timos años,debido a lo his­tóricamente bajo de las mismas. Financiarse a tasa variable se­ría lo indicado en el contexto ac­tual, aconseja, esperando una normalización o ajuste de largo plazo que permita volver a refinanciarla en un horizonte de cin­co años.


En este proceso, algunos interesados en solicitar un préstamo hipotecario se han encontrado con que no son "sujetos de crédi­to". Esto significa que, financie­ramente, no califican para la compra de una vivienda de acuerdo a su renta. Aclara que este parámetro ha variado en los últimos meses, principalmente por dos factores: el alza de la tasa y ladisminución del plazo de los créditos hipotecarios, los cuales pasaron de 30 a 20 años, e inclusive menos, en algunas institulciones financie­ ras."Mientras el país siga con in­certidumbres estructurales, es difícil frenar la escala de las ta­sas", sentencia el experto.


Con Promesa de Compraventa

Quienes tenían firmada una promesa de compraventa y ya no son sujetos de crédito tienen dos opciones, según explica la abogada y Jefa de la Unidad de Asesoría Legal de AGS Visión Inmobiliaria, Jocelyn Reyes.


Todo depende de las condiciones pactadas.


1) Si en la promesa de compraventa se incluía el financiamiento bancario, el contrato queda sin efecto y sin multa para las partes, debiendo incluso devolverse la eventual garantía que se hubiere dejado para el cumplimiento de las obligaciones.


2) Si tal acuerdo no tiene como condición la obtención del financia­ miento, esta sigue vigente y el promitente vendedor podría exigir su cumplimiento forzado o resolución del contrato, ambas con indemni­zación de perjuicios en tribunales.


No obstante, debido a que la situación actual de los créditos es conocida por todos, se espera que frente a esta nueva realidad los vendedores sean flexibles y no se llegue a instancias judiciales ni a cobros en garantías o multas, afirma.


Noticia publicada en Diario El Mercurio






Entradas Recientes

Ver todo