Crece interés por proyectos de pocas unidades

Ya sea en modalidad boutique, lujo u otros conceptos similares, la exclusividad es un atributo cada vez más valorado por los compradores de viviendas, señalan los expertos inmobiliarios.

Publicado en Diario El Mercurio

Los proyectos que apuestan por la baja densidad, escasa altura o simplemente por la exclusividad están ganando espacio en el mercado de la capital.

Un ejemplo de ello, señala un análisis de AGS Visión Inmobiliaria, son los proyectos llamados boutique. “Este tipo de proyectos son más comunes en el mercado de departamentos; no obstante, existen corredoras especializadas que también ofrecen casas con ciertas características específicas y reacondicionadas que permitan una venta rápida y directa”, señalan.

“La oferta es más bien acotada, los proyectos no superan las 30 unidades, los tamaños van entre los 120 m2 a 300 m2 y las tipologías son variadas, partiendo desde 1 dormitorio y 2 baños. Los proyectos se caracterizan por sus terminaciones, iluminación, diseño, paisajismo, modernos equipamientos, entre otros. No obstante, estos espacios están pensados para familias poco numerosas o para jóvenes profesionales que valoran la vida de barrio y puedan hacer sus actividades cotidianas en el entorno cercano (polos de trabajo)”.


En este sentido, indica Soledad Silva, gerente del Área de Estudios de Colliers International, que en su mayoría, señala, se encuentran ubicados en barrios con una oferta gastronómica premium y zonas comerciales con tiendas del tipo boutique o de lujo. Dice la ejecutiva que la oferta de departamentos por proyecto suele ser muy limitada: en general, no superan las 30 unidades por proyecto y algunos incluso con oferta menor a 15 unidades. Y añade un punto interesante: “Las familias son cada día menos numerosas y se valora la vida de barrio donde se puede salir a comprar o comer sin la necesidad del auto. La conectividad es un factor clave, pues son barrios muy bien comunicados y que cuentan a una corta distancia con todos los servicios básicos. Algunos de estos proyectos ofrecen tipologías desde 1 dormitorio y 2 baños, pero cuentan con espacios amplios al interior y espacios comunes luminosos, otros ofrecen tamaños equivalentes a casas superando los 300 m2.


EN BARRIOS CONSOLIDADOS

Señalan los expertos que una tendencia es construir edificios de pocas unidades levantados incluso en ubicaciones de gran valor de suelo. Por ejemplo, comenta Gonzalo Errázuriz, gerente de proyecto Edificio Riesco Leguía, este, de 36 departamentos de 1 y 2 dormitorios, comenta, fue pensado y creado para quienes disfrutan de la ciudad, pues se encuentra en pleno corazón del barrio El Golf.


UBICACIÓN ES CLAVE

¿Dónde se ubican estos proyectos? Indican en AGS Visión Inmobiliaria que para un proyecto boutique, la conectividad y accesibilidad es fundamental. “Se ubican en sectores próximos al metro, vías troncales y/o autopistas. Por otro lado, se emplazan cerca de servicios, equipamientos, entretenimiento, áreas verdes y parques, lo que entrega una mejor calidad de vida”. Añaden en AGS que en un principio estos proyectos fueron concebidos para un sector exclusivo de la población y se ubicaban mayoritariamente en el sector oriente. “Sin embargo, actualmente la oferta se ha abierto a segmentos más amplios como las comunas de Santiago Centro y Ñuñoa, proyectos que presentan características similares a las antes señaladas (conectividad, servicios, equipamientos, áreas verdes) y son comunas que en los últimos años se han ido consolidando en el desarrollo urbano-inmobiliario”.

Agregan que la oferta se ha ido ampliando a comunas como La Reina y Santiago Centro: “En la primera, han surgido proyectos tipo ‘townhouse’, de pocas unidades y que se caracterizan por contar con patio y amplias terrazas; mientras que, en la segunda comuna, en barrios como Lastarria y Plaza Yungay, han aparecido algunos de estos proyectos. Ello, debido a un proceso de renovación urbana”. Por su parte Ingrid Michea, bróker de MasterRecord Propiedades coincide en que se están desarrollando nuevos polos para este mercado, y señala que la mayor oferta de este tipo de edificios se encuentra en Lo Barnechea, Vitacura, San Carlos de Apoquindo, zona nororiente de Ñuñoa, y en comunas como La Reina y Providencia.


MENOS UNIDADES

En este mismo sentido Cristóbal Promis, gerente de Segmento de Inmobiliaria Almagro, señala que este concepto boutique se ha ido expandiendo hacia zonas que han consolidado un perfil más urbano, como La Dehesa. Por ejemplo, añade, el edificio Federico Lathrop 12526 cuenta con solo 4 pisos y solo 28 departamentos, en un sector tranquilo y con carácter de barrio, caminable, y cercano a servicios y comercio. Señala que el perfil de cliente interesado en este tipo de proyectos pertenece a un segmento alto, y es bastante variado en cuanto a su composición familiar, según el formato de departamento.

En este caso, “casi en su totalidad son personas que viven y/o trabajan en La Dehesa, con un alto arraigo por el sector y que quieren continuar viviendo ahí para mantenerse cerca de su red familiar (hijos – padres – hermanos), amistades y lugares recurrentes que frecuentan”. Añade que además hay una búsqueda generalizada por tener mayor amplitud; techos más altos, mayor luminosidad y espacios abiertos, lo que se asocia a tener mayor libertad y no sentirse limitados. A su vez, en una zona cercana, explica Ana María del Río, gerente comercial de Siena Inmobiliaria, se está ejecutando, Edificio Siena La Huasa, que también apuesta por un proyecto exclusivo, de baja densidad. En este caso, de 4 pisos y 39 departamentos, y atributos como ubicarse en un área residencial consolidada y diseño arquitectónico de vanguardía.