top of page

¿Por qué es importante crear barrios que mejoren la calidad de vida?

En Santiago existen sectores que consolidad barrios a su alrededor.





Desde hace un buen rato que venimos escuchando de la crisis existente en el sector inmobiliario. Con empresas constructoras que han debido reestructurar su funcionamiento, inmobiliarias que buscan la opción de seguir construyendo proyectos, planos reguladores que no contribuyen en dicho cometido; para muchos una “conjunción” de posibilidades.


Según AGS Visión Inmobiliaria, existen algunos sectores que cumplen con estos buenos criterios. Plaza Pedro de Valdivia, Parque Almagro y Plaza Egaña, son lugares que buscan una mayor consolidación, además de contar con una interesante oferta inmobiliaria, densificación equilibrada, acceso a parques, plazas, transporte y comercio.

Sobre este punto, conversamos con Johanna Zamorano, gerente de Captación de AGS Visión Inmobiliaria, quién nos entrega su mirada de este caso. “Un buen barrio comparte un ambiente con áreas públicas comunes que genera potencialmente una interacción entre los que las frecuentan. Usualmente, los barrios se generan en torno a espacios verdes que conectan y reúnen a las personas, sin embargo, contemporáneamente, una plaza de servicios, por ejemplo, un mall puede generar un barrio a mayor escala, con los servicios y prestaciones a los habitantes del sector”, explica.


En dicho orden, la ejecutiva advierte que barrios como los mencionados, se consolidan por varios aspectos; son centrales y están bien conectados con el resto de la ciudad, pero en sí mismos advierten características que hacen que sus habitantes encuentren lo necesario para satisfacer sus necesidades, con distancia caminable hacia la conectividad, servicios, educación, tiendas de especialidades, áreas verdes y de esparcimiento.



“Estos tres barrios aún poseen una gran oferta inmobiliaria, lo que los hace atractivos para muchos jóvenes y nuevas familias que buscan disfrutar de áreas de servicios consolidadas y de plazas y parques para mejorar su calidad de vida”, argumenta.

Una de los “deltas” más interesantes son la oferta de áreas verdes de esparcimiento y comercio/servicios existentes en estas zonas, las que, en diferentes escalas, permite, junto a la conectividad y acceso a las nuevas autopistas urbanas en proceso de construcción o marcha blanca, dice, “No son áreas meramente residenciales, sino que convergen y cohabitan distintos servicios de equipamiento y comercio”, especifica”, agrega Johanna Zamorano.


Desglosemos la ciudad


En lo relativo al barrio Plaza Pedro de Valdivia, su entorno se ve ampliamente beneficiado por el comercio y servicios existentes en importantes avenidas como son Bilbao y Pedro de Valdivia, coexistiendo con un polo gastronómico destacable, además de supermercado, pequeños almacenes y gran cantidad de tiendas de especialidad, colegios y universidades que revitalizan urbanamente el entorno. Asimismo, aportan a este lugar la existencia de ciclovías, acceso al metro, calles arboleadas, plazas y áreas verdes para pasear con las mascotas y jugar con los niños.

“Todos estos atractivos captan un gran interés por parte de profesionales y familias jóvenes, que buscan un entorno tranquilo, pero bien equipado”, indica Zamorano.


En lo relativo a oferta inmobiliaria en este sector es amplia y contempla departamentos con 1, 2 y 3 dormitorios en superficies de 34 m² a 130 m² y valores oscilantes en UF 4.630 a UF 15.530. “La mayoría de los proyectos de esta zona cuenta con espacios dedicados al teletrabajo dentro de cada departamento, lo que satisface una reciente necesidad muy apetecida por los nuevos compradores”, destaca.


Otro barrio destacado de la capital, y que sigue en el alero de la transformación del tiempo es la zona de Parque Almagro en Santiago Centro. Lugar que podemos caracterizar por la nueva oferta inmobiliaria y algunas casonas que marcan lo que fue de este sector comercial y residencial del centro.


“La incorporación de la estación de metro Parque Almagro, el equipamiento del parque y sitios aledaños a este, como Espacio Diana y la llegada de numerosos strip centers a la zona, brindan una amplia gama de servicios que profesionales y parejas jóvenes aprecian”, sostiene la gerente de Captación de AGS Visión Inmobiliaria.


Este barrio también cuenta con plazas cercanas, oferta gastronómica, cultural, comercio y ciclovías y en lo relativo a oferta inmobiliaria, vemos estudios, 1 y 2 dormitorios, con superficies que oscilan los 42 m² promedio y valores que van desde las UF 2.140 a UF 5.375.


El tercer hito de la RM a destacar es lo que está pasando en el sector de Plaza Egaña, donde la ejecutiva advierte lo positivo del cambio que ha tenido esta arteria capitalina en los últimos 15 años. Primero, con la llegada del metro y, luego, con la construcción del mall del mismo nombre, lo que ha generado un gran interés en el sector, renovando tanto la zona oriente de Ñuñoa, como el poniente de La Reina. Todo esto corroborado por el proyecto de Inmobiliaria Fundamenta, que ha tenido más de una complicación.


Actualmente, existe una importante oferta inmobiliaria en la zona, que responde a la gran demanda por situarse en el sector y beneficiarse de su excelente conectividad (metro), servicios, restaurantes, plazas cercanas, colegios y equipamientos de distinta escala. “Acá podemos encontrar la más amplia oferta de unidades que van desde departamentos estudios, 1, 2, 3 y hasta 4 dormitorios”, precisa.


Las superficies de los departamentos van desde los 28 m² hasta los 134 m², con valores desde UF 2.850 a UF 12.054. “Esta amplia oferta permite encontrar una mixtura de nuevos habitantes, desde jóvenes estudiantes hasta familias numerosas, que buscan satisfacer todas sus necesidades cotidianas en la proximidad de su hogar”, acota.


Finalmente, es importante destacar que la generación o conversión de barrios en las ciudades se debe hacer pensando en ir adaptando una correcta densidad equilibrada que, de paso a disfrutar de la infraestructura, los servicios y las áreas verdes ya establecidos, favorece la integración social, la eficiencia de los recursos disponibles y democratiza, además, el acceso a todos los servicios que la ciudad puede proveer a todos sus habitantes.


“En general, si el crecimiento sostenido de la ciudad se hace mediante estrategias de planificación interconectadas comunalmente, previendo la sustentabilidad económica, social y medioambiental, y centradas en las reales necesidades de las personas, la creación y reconversión de nuevos barrios solo generará beneficios mejorando la calidad de vida de todos los que habitamos en ella”, asegura Zamorano.


Noticia publicada en Diario El Inmobiliario

bottom of page