Proyectos enfrentan el desafío de incorporar el home office

Hoy una tendencia inmobiliaria en las viviendas es cómo dar solución a la mayor cantidad de actividades cotidianas en el menor espacio posible. En los últimos meses, el home office ha adquirido importancia y algunas inmobiliarias ya están trabajando en el tema.

El confinamiento y trabajo remoto que muchas personas están viviendo desde hace unos meses por la pandemia del covid-19,ha dejado en evidencia la limitada oferta de departamentos con home office que existe en Santiago. Situación que podría cambiar, ya que algunas inmobiliarias están estudiando incorporar este espacio como programa con un desarrollo arquitectónico propiamente tal.


Para este análisis se entiende de como home office un recinto cerrado dentro de un inmueble -casa o departamento-, con iluminación natural, que permita la instalación de al menos un módulo de escritorio, excluyendo entonces aquellos espacios que en realidad son arrimos instalados en pasillos o en zonas de circulación.


Rodrigo Aravena, director comercial de AGS Visión Inmobiliaria, destaca que hoy los departamentos con home office están asociados a proyectos de mayor valor económico, con 140 m2 de superficie al menos tres dormitorios y valores por sobre UF 75 m2. “En estos casos, este espacio absorbió el dormitorio de servicio que usualmente se hacía en estas tipologías”.


Si bien el home office ha sido incorporado en mayor medi­da en casas, la coyuntura actual abre un frente de crecimiento importante para este recinto en departamentos probablemente de mayor superficie. “Creo que se impondrá como un programa desea­ble para este tipo de proyectos y aquellos que lo posean marcarán diferencias con su com­petencia”. Y añade: “Hemos visto que el home office es un recinto muy necesario frente al confinamiento, tanto para familias con estudiantes como para profesionales; un espacio que verdaderamente permita el aislamiento espacial y acústico. Al respecto, la exigencia vendrá principalmente en aquellos proyectos de segmento alto, cuyo valor permite incrementarse levemente por los metros cuadrados que este producto demande”.


EN LAS CASAS


A diferencia delo que sucede con los departamentos, actualmente existen variados proyectos de casas que se diseñan con recintos definidos como home office, los que están ubicados principalmente en comunas como Lo Bamechea, Las Condes, Colina, La Florida y Puente Alto.


OPORTUNIDAD


En el mercado inmobiliario se observa en general una actitud positiva por incorporar el home office en el diseño de las nuevas viviendas. Y es que el espacio del trabajo en casa, al parecer, llegó para quedarse. ”Esta crisis es una oportunidad de replantear el diseño de la vivienda de hoy, orientado al cómo dar solución a la mayor cantidad de actividades cotidianas en el menor espacio posible”, indica Rodri­go Aravena.


Si bien el home office ha crecido en importancia, no constituye aún un factor determinante en la elección de compra o arriendo de un departamento, ya que, en ciertos casos, es posible adaptar un dormitorio para ello si el usuario lo requiere. “En este sentido, creo que el gran perjudicado en términos de marketing inmobiliario será el ‘dormitorio de visitas o de servicio que ahora probablemente se transformará en home office para efectos de la promoción de los proyectos”.


Al respecto, comenta que seguramente aquellos depar­tamentos que incluyan home office tendrán un valor adicional en comparación a proyectos que no lo contengan, pero probablemente no será tan determinante en su valor absoluto. “Se irán reduciendo quizás los espacios menos utilizados de la vivienda -estar, comedor- para darle paso a este recinto”.



Te invitamos a leer la noticia completa publicada en Diario El Mercurio



HOME-OFFICE-EL-MERCURIO-7JUN2020
.pdf
PDF • 333KB